El Palacio de Carlos V

En el corazón de la Alhambra

El Palacio de Carlos V
En el corazón de la Alhambra Corría el verano de 1526 cuando el emperador CarlosV y la emperatriz Isabel de Portugal llegaron a Granada procedentes de Sevilla, donde
habían contraído matrimonio. El emperador se estableció en los cuartos reales de la Alhambra, mientras que su esposa adujo que aquel sitió le despertaba miedo y fue acomodada en una de las alas del monasterio de los Jerónimos, en la ciudad baja. Durante su estancia el emperador decidió edificar en el corazón de la Alhambra, al lado de la casa real vieja que sus abuelos Isabel y Fernando habían habitado tras la conquista en 1492, un palacio acorde con su rango. El emperador, dueño de América y de buena parte de Europa, abrigó por un tiempo la idea de establecer en Granada su corte y la capital de su imperio.

Para ello mandó al arquitecto Pedro de Machuca construir un edificio acorde con aquel propósito. Las primeras obras se financiaron con los impuestos pagados por los moriscos, que habían solicitado amparo al emperador en vista de su cada vez más delicada posición en la Granada cristiana. Pedro de Machuca, formado en Italia a la sombra de Miguel Ángel, dibujó un patio circular dentro de una soberbia planta cuadrada.

Durante veinticuatro años, Machuca supervisó en persona las obras de su imponente obra. Carlos V, que pasó la vida guerreando por Europa, se olvidó de aquella promesa de hacer de Granada capital de su imperio lo que no impidió que su hijo Felipe II respaldara las obras, esta vez en manos de Luis de Machuca, hijo del inspirador del palacio, y de Juan de Orea, al que auxilio Juan de Herrera, arquitecto de El Escorial.

Con los años las obras en el palacio de CarlosV entraron en sucesivas crisis por falta de financiación o por desinterés de la realeza española. En el siglo XIX el palacio presentaba un penoso estado de abandono, pese al intento de algunas autoridades locales por convertirlo en museo. Hubo que esperar hasta 1929 para que el palacio fuera techado bajo las directrices del arquitecto y conservador, Leopoldo Torres Balbás, al que la Alhambra debe algunas de sus más célebres y acertadas restauraciones.

Hoy el palacio de CarlosV –integrado a la perfección entre los otros edificios de época nazarí- está considerado uno de los más insignes ejemplos del renacimiento mundial. Su patio circular, escenario de representaciones teatrales y conciertos sinfónicos, es un ejemplo de exquisita armonía. Posee treinta metros de luz y cuarenta y dos metros de diámetro, inmersos en una planta de sesenta y tres metros por cada uno de sus cuatro lados y 17,40 metros de altura.

Por fuera destacan los bloques de piedra picada de almohadillado rústico en los que se insertan señoriales aldabones de bronce apresados por las bocas y los picos de animales y aves. En las dos fachadas principales destacan los bajorrelieves que hacen referencia a las batallas ganadas por el emperador.
Vídeos Recomendados
Vista aérea de la Alhambra
Mapa de la Alhambra
Nuestras guías turísticas:
  • El Museo del Prado
    Guía para visitar las quince obras maestra del Museo del Prado en exposición permanente e información útil sobre el museo.
  • Madrid en 48h
    Guía para visitar Madrid en 48 horas. Dónde alojarse, qué ver, dónde comer, salir de marcha...
  • La Barcelona de Gaudí
    Descubre toda la información sobre la obra de Gaudí en Barcelona
  • Playas
    Guía de todas las playas de España, temperatura del agua, oleaje, viento, descripciones...
  • Bodegas
    Guía de bodegas de España, denominaciones de origen, reportaje de vinos y toda la información sobre bodegas
  • Guía de viaje en autocaravana
    Guía para visitar los sitios con más encanto en autocaravana. Guía de empresas de alquiler de autocaravanas, areas de servicio, campings...

El Palacio de Carlos V. La Alhambra de Granada

2017 | info@laalhambradegranada.com | Tel. información: (+34) 952 58 49 33